Videncias

Mi videncia te puede dar fechas casi exactas y detalles MUY CONCRETOS  de lo que está por venir.

El Don de la videncia se hereda: uno NACE vidente (como es mi caso) y con el paso de los años adquieres los conocimientos necesarios para perfeccionar ese gran canal que es la videncia a través del estudio de las diferentes barajas de Tarot, péndulo, astrología etc que complementan a esa videncia inicial de la que parto.

No tengo gabinete, trabajo sola como vidente para ofrecer un mejor servicio y calidad en mis consultas.

Mi máxima es: di la verdad aunque en ese momento sea dolorosa, mi ética me impide decir algo que no veo. A la larga sé que mis clientes me lo agradecen, por eso los conservo a través de los años y son más que clientes, amigos.

Una vidente verdadera no hace preguntas, no las necesita (es vidente no una psicóloga o una charlatana). En mi larga trayectoria como vidente he recorrido todo el territorio nacional ofreciendo consultas telefónicas o presenciales de videncia de calidad.